¿Cómo prevenir la aparición de la caries?

     Usted puede colaborar activamente con nosotros en la prevención de la caries. Además de cepillarse los dientes después de cada comida, para evitar la acumulación de restos que acabarán formando placa (sarro), es recomendable visitar a su dentista anualmente. Una sencilla higiene dental le permitirá mantener unos dientes sanos. Además de detectar y eliminar la caries, evitará la aparición de molestas enfermedades como la periodontitis (piorrea).

     También le aplicará fluor para aumentar la resistencia del esmalte de los dientes. Piense que sus piezas dentales son para toda la vida. Con estas sencillas recomendaciones, nunca las echará de menos.

¿Quiere solucionar el problema del mal aliento?

      El mal aliento o halitosis es un problema bastante común. En la mayoría de los casos viene originado por las bacterias acumuladas en la cavidad oral. Suele afectar a personas que, sin saberlo, padecen enfermedades periodontales, caries, empaquetamiento alimenticio u otras patologías. En las personas sanas, esos malos olores provienen de la parte dorsal de la lengua, donde se hace difícil tener acceso con el cepillo.

     Muchas veces nosotros mismos no somos capaces de notar nuestro propio mal aliento y no somos conscientes de nuestro problema. En el mejor de los casos, lo más probable es que alguna persona cercana a nosotros nos lo comente. Lo cierto es que es un problema que produce rechazo entre quienes nos rodean y lo peor de todo es que quizá no nos demos cuenta de ello.

     La solución al problema pasa por visitar un centro dental. Nuestro odontólogo eliminará las bacterias responsables del mal aliento y tratará la enfermedad periodontal y la caries, si es el caso. Una visita a tiempo a nuestro dentista y unos correctos hábitos higiénicodentales nos garantizarán la desaparición del mal aliento.

La importancia del cepillado

     Es fundamental cepillarse los dientes después de cada comida. La mejor técnica de cepillado consiste en pequeños movimientos de barrido desde la encía hacia la superficie del diente, sin descuidar ninguna de sus caras.

     Hay que tener un especial cuidado con la zona donde el diente se une a la encía, ya que es lugar en el que se acumula la mayor parte de la placa bacteriana.

     Es aconsejable visitar el centro dental anualmente, ya que la prevención y el tratamiento de pequeñas caries o de ligeras gingivitis evita someterse a tratamientos más complejos y costosos en un futuro. Con estas sencillas recomendaciones, nunca echará de menos su dentadura original.

Cómo usar el hilo dental

     El uso del hilo dental es un método efectivo para eliminar la placa bacteriana y para conseguir una buena higiene dental. Para utilizar el hilo dental siga las siguientes instrucciones:

1. Corte aproximadamente 45 cm de hilo dental, enrollando la mayor parte en uno de los dedos medios. Enrolle el resto del hilo en el mismo dedo de la mano opuesta. En este dedo irá recogiendo el hilo dental a medida que lo vaya utilizando.

2. Tense un trozo de tres centímetros de hilo dental utilizando los dedos pulgares y anulares. Introduzca el hilo entre los dientes con un suave movimiento de sierra. Cuando el hilo dental llegue al borde de las encías, póngalo en forma de C contra uno de sus dientes y resbale suavemente en el espacio entre la encía y el diente, hasta notar resistencia. Nunca lo aplique violentamente contra las encías.

3. Frote el hilo dental contra el diente para eliminar los restos de alimentos y de placa.

4. Repita estas operaciones con el resto de los dientes, utilizando un trozo limpio de hilo para cada uno de ellos.

¿Qué es la enfermedad periodontal?

     La enfermedad periodontal afecta a las estructuras que soportan los dientes. Una primera fase de la enfermedad periodontal es la gingivitis, proceso caracterizado por el enrojecimiento y sangrado de las encías, que son síntomas de inflamación. Esta etapa es importante ya que, pese a que las molestias son ligeras, debe iniciarse el tratamiento para evitar posteriores daños irreversibles en el hueso que soporta el diente.

     Si no se realiza tratamiento alguno, la periodontitis avanza y destruye el hueso y los tejidos que envuelven a los dientes y el hueso. Las encías se infectan y los dientes pueden llegar a caerse o requerir la extracción definitiva.

     Ante la importancia de esta cuestión, MULTICEN dentistas quiere informarle de los síntomas de esta enfermedad, para que pueda visitar a tiempo a su odontólogo, pues un tratamiento nada costoso y unas instrucciones de higiene oral facilitada por el especialista pueden solucionar esta patología. Si nota que sus encías sangran al cepillarse los dientes o detecta inflamación o dolor, si detecta un persistente mal aliento o dientes que se mueven o están sueltos, le recomendamos que nos visite.

     Pese a estos consejos, la enfermedad periodontal puede pasarle inadvertida. De ahí la importancia de concertar con su odontólogo una revisión periódica. Con una simple higiene dental eliminará su placa bacteriana y el riesgo de evolución de la enfermedad periodontal.

Page 1 of 2