Endodoncia

Este tratamiento se conoce coloquialmente como matar el nervio. Consiste en la extirpación del paquete vásculo-nervioso, que se encuentra en el interior del diente y es el causante del dolor dentario, y posteriormente obturar este vacío.

EndodonciaPor medio de unas limas manuales y mecánicas, se limpia el interior del diente dejándolo libre de infección. Cada diente tiene en su interior una red de vasos que se distribuyen dentro del diente formando una red de conductos. La endodoncia pretende limpiar cada conducto y dejar el diente apto para su posterior restauración.

La gran mayoría de las endodoncias se llevan a cabo por caries extensas, que alcanzan el nervio y se produce un fuerte dolor. En otras ocasiones se realizan en dientes con afectación pulpar crónica, es decir, dientes en los que el nervio ya se ha perdido por una infección (necrosis) pero que no duele. En estos casos, a veces se produce una fístula, es decir, un pequeño bulto que sale de vez en cuando por encima de la corona del diente afectado.

Los objetivos de la endodoncia son:

  • Limpiar el sistema de conductos radiculares: bacterias, tejido necrótico, etc. con el fin de dejar el conducto lo más aséptico posible. Nunca se conseguirá que sea totalmente estéril, solamente se trata el conducto principal de cada raíz y no los numerosos conductos accesorios inaccesibles a la instrumentación biomecánica pero accesibles a las sustancias irrigadoras del conducto radicular en forma medicamentosa.
  • Obturar el conducto radicular tridimensional con forma y tamaño adecuados. Se crea un tope oclusal para que se quede justo a la longitud de trabajo, esto es que el relleno esté ajustado a la longitud de la raíz y, por último, habrá que respetar la morfología original del conducto.
  • Conseguir el sellado del tercio apical y del resto del conducto.
  • Conseguir un cierre biológico a nivel histológico a largo plazo: los cementoblastos van a producir cemento que cierra el ápice (el final de la raiz), consiguiendo el éxito histológico de la terapéutica del conducto radicular.

Periodoncia

Las enfermedades periodontales son aquellas que afectan a los tejidos que rodean y soportan al diente contemplándose, fundamentalmente, dos grandes de procesos patológicos:Periodoncia

  • La gingivitis, que es la inflamación de los tejidos que forman la encía, siendo la forma más leve de enfermedad periodontal. Es un proceso que clínicamente se reconoce por el sangrado de las encías, siendo reversible con una buena higiene bucal que elimine la placa bacteriana.
  • Si la gingivitis no es controlada evolucionará, con el paso del tiempo, a la periodontitis, considerándose un estado irreversible que se manifiesta por un aumento en la movilidad dental al perderse el hueso que soporta al diente. La periodontitis se trata en una primera fase mediante el raspado y alisado radicular, siendo necesario, en los casos más avanzados, aplicar cirugía periodontal.

No podemos hablar de una única causa que provoque la enfermedad periodontal, sino más bien origen multifactorial: predisposición genética, edad, estrés, medicación, tabaco, nutrición, inmunodepresión, embarazo y factores locales como apiñamiento dentario, trauma ocluso-dental y acumulo de placa bacteriana.

Odontología infantil

La salud oral es una parte integral de la salud general del niño. La odontopediatría es la especialidad de la odontología que trata el cuidado oral preventivo y terapéutico de niños y adolescentes.

odontopediatriaEl principal objetivo durante el tratamiento dental es dirigir a niño para que su actitud sea positiva frente al tratamiento. Consiguiendo su cooperación y confianza podremos crear un buen ambiente dental y lograr que el niño se lleve una buena experiencia formando así una base para futuras interacciones positivas con el odontólogo y el equipo instrumental odontológico.

La Sociedad Española de Odontopediatría (www.odontologiapediatrica.com ) recomienda que la primera visita del infante se realice cuando se haya completado la erupción de la 20 piezas que componen la primera dentición, aproximadamente a los 3 años de edad. En esta primera visita, el Odontopediatra examinará los dientes, las encías y la mandíbula del niño para comprobar si hay algún problema. Además, los padres recibirán información acerca de la dieta no cariogénica, de la higiene bucal y del manejo de ciertos hábitos bucales como el chupete y la succión digital.

Puntos estratégicos de orientación temprana sobre salud oral infantil:

1. Lactancia Materna:

  • Fomentar la lactancia materna hasta el 6º mes de vida.
  • Si el niño se queda dormido mientras es alimentado,limpiar sus dientes antes de acostarlo.

2. Uso del biberón:

  • Utilizarse sólo como vehículo para la fórmula artificial.
  • No agregar ningún tipo de azúcar o edulcorante.
  • Desaconsejar el biberón nocturno después de la erupción de los primeros días.
  • Si el niño se queda dormido mientras es alimentado, limpiar sus dientes antes de acostarlo.
  • El biberón debe abandonarse progresivamente a partir de los 12 meses y definitivamente cuando erupcionen los molares.

3. Uso del chupete:

  • Debe ser anatómico, retirarlo progresivamente a partir de los 12 meses, y definitivamente hacia los 2 años.

4. Transmisión bacteriana:

  • Desaconsejar ciertos hábitos, como compartir utensilios con el bebé, limpiar el chupete con la saliva, soplar sobre la comida o besar en la boca.

5. Alimentación cariogénica

  • Evitar toda fuente de azúcares fermentables, especialmente durante los primeros 2 años de vida.
  • Informar y evitar el consumo de "azúcares ocultos" y azúcares de consistencia pegajosa.
  • Evitar tomar alimentos azucarados entre las comidas.

6. Higiene bucal

  • Debe realizarse por los padres hasta que el niño sea autónomo (6-8 años).
  • Antes de la erupción de los primeros dientes ,empezar con la higiene bucal, al menos una vez al día, preferentemente después de cada toma de leche con una gasa húmeda.
  • Después de la erupción de los primeros dientes, empezar con la higiene una vez al día con un dedal de silicona o un cepillo dental infantil sin dentífrico.
  • Después de la erupción de primeros molares, utilizar cepillo dental infantil.
  • Usar hilo dental cuando ya exista contacto entre los dientes.
  • No utilizar ninguna pasta dental con flúor hasta los 2-3 años por riesgo de fluorosis.
  • Utilizar pasta con 500pm de flúor en niños de 2-3 años de edad.
  • Cantidad equivalente a un guisante.
  • Utilizar pasta con mayores concentraciones de flúor en niños mayores de 7 años.

7. Uso de flúor

  • Según en nivel de riesgo, edad y concentración de fluór en el agua de consumo diario, el odontopediatra y/o pediatra decidirán la dosis de flúor sistémico.
  • El odontopediatra y el pediatra deben decidir sobre el tipo de administración y frecuencia,en función el riesgo de caries.

8. Visita a su dentista

  • El infante deberá tener su primera visita con el dentista cuando se haya completado la erupción de la 20 piezas temporales.
  • Los problemas más prevalentes con respecto a la salud bucal en los niños en edad preescolar son la caries, afectaciones dentales por traumatismos y alteraciones en el crecimiento y desarrollo bucodental.
  • La caries, es actualmente la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y presenta graves repercusiones en la salud general del niño, como dolor intenso, infecciones faciales que pueden requerir tratamientos de urgencias. Asimismo, los niños con caries precoz en la infancia tienen mayor riesgo de presentar nuevas caries en la dentición permanente.
  • El traumatismo accidental de los dientes es quizá uno de los accidentes más dramáticos que le suceden a un individuo y su frecuencia en la clínica odontológica es cada día mayor. En odontopediatría es aún más evidente, puesto que la incidencia de este tipo de lesiones dentarias es mayor en la niñez y en la adolescencia.
  • El tratamiento puede ser múltiple, desde eliminar el dolor protegiendo la pulpa o nervio del diente (protección pulpar), la extracción del nervio (pulpotomía), la reconstrucción y refuerzo de la pieza deteriorada mediante la colocación de una corona metálica, o la recolocación de los dientes que se han salido del hueso durante un traumatismo (reimplantación).
  • Antes de los cinco años ya se diagnostican la mayor parte de los problemas del crecimiento de los maxilares y un tratamiento temprano con ortodoncia removible puede aumentar la probabilidad de una corrección completa, reduciendo el tiempo de tratamiento con ortodoncia fija en edades posteriores e impidiendo la progresión hacia malocluciones dentales de mayor gravedad.

El objetivo de estas visitas tempranas es conseguir que nuestros pacientes infantiles lleguen a ser adultos con bocas sanas y para ello es tan importante la cooperación del niño como la tan apreciada ayuda de sus padres.

Page 2 of 2